Nutrición

Comer bien para dormir mejor

By 7 julio, 2020julio 8th, 2020No Comments

Todos sabemos la gran importancia que tiene la alimentación en nuestra salud. Hemos creado un mantra alrededor de la comida, por ejemplo, comer cantidades diarias de fruta y verdura, evitar los alimentos procesados, los azúcares añadidos, o los beneficios de los alimentos ricos en omega3, como el pescado.

Toda está información está muy bien, pero puede que no sepas que la alimentación está muy relacionada al descanso y a la higiene del sueño. Es decir, por mucha alimentación variada o equilibrada que tengas, si no sabes qué cantidades se recomiendan o qué alimentos se deben evitar antes de ir a la cama, tu descanso puede verse afectado.

Entonces, ¿qué alimentos se recomiendan y cuáles no antes de ir a dormir? ¡Vamos a verlo!

Alimentos recomendados antes de ir a dormir:

COMER-DORMIR

  1. Leche y lácteos: Seguramente alguna vez has tomado un vaso de leche calentito antes de ir a la cama. ¿A que sienta bien? Los lácteos contienen aminoácidos que nuestro organismo transforma en serotonina, un tipo de neurotransmisor que regula nuestro sueño. ¡Ah! Y no pasa nada si no te gusta la leche, puedes tomar un yogur o un poco de queso fresco, añadirle canela o una cucharada de miel, y así, ir variando.
  2. Cereales integrales: no sólo te ayudan a dormir, sino que además mejoran la calidad del sueño. Como opción, puedes añadir a tu yogur o a la leche unos pocos cereales a modo de postre.
  3. Almendras: al contrario de lo que se piensa, los frutos secos aportan más que energía. Es cierto que se recomienda tomar un puñado por la mañana, pero si a la hora de cenar tomas unas cuantas almendras, obtendrás muchos beneficios. Las almendras contienen magnesio, que contribuye a la relajación de músculos. Además, induce al sueño y estabiliza los niveles de azúcar en sangre.
  4. Plátanos: al igual que los frutos secos, o los alimentos ricos en proteínas, son consumidos por los deportistas antes de un entrenamiento. Pero, ¿sabes que un plátano en la cena también es beneficioso? Además de magnesio, contiene potasio, otra sustancia que relaja los músculos y también nos ayuda a producir serotonina.
  5. Proteínas de origen animal: Puedes tomar huevos cocidos, carnes, pescado, incluyendo los lácteos anteriormente mencionados. Estos alimentos nos aportan proteínas, una sustancia perfecta para consumir por la noche. Cuando dormimos, nuestro cuerpo se está recuperando y regenerando tejido muscular dañado. Si eres deportista o realizas actividad física, los alimentos con proteína no sólo te ayudarán a regenerar músculo, sino también a dormir.

Eso sí, todos estos alimentos se tienen que tomar en su justa medida. No te atiborres a yogur o te infles a comer almendras, porque entonces se producirá el efecto contrario, que no dormirás nada. Lo importante es encontrar el equilibrio, comer un poco de todo pero sin que la cena se haga pesada.

Alimentos a evitar antes de dormir

comer y dormir bien

Ya hemos comentado algunos alimentos que te ayudan a descansar. Ahora toca hablar de aquellos que no son tan beneficiosos.

  • Cafeína: por supuesto que si quieres descansar no debes tomarte un café. Si eres cafeter@ y te gusta tomarlo por su sabor, prueba un descafeinado.
  • Alcohol y refrescos: Estas bebidas son energizantes del sistema nervioso y deshidratan nuestro cuerpo. ¡Ojo! No es lo mismo que te tomes una copa de vino en la cena, a que te vayas de cañas con tus amigos. Los refrescos por otro lado, contienen gaseosa, que dificulta la digestión y nos da sensación de pesadez.
  • Chocolates y dulces: Al incluir azúcares en la cena, nuestro cerebro se excita, y por lo tanto, se mantiene en estado de alerta por más tiempo e impidiendo nuestro descanso.
  • Alimentos grasos o comida rápida: hamburguesas, patatas fritas, pizza… ¿A quién no le apetece de vez en cuando? Los alimentos ricos en grasas propician que la digestión se haga pesada. Si te decantas por uno de estos alimentos, no lo hagas a la hora de cenar, o si lo haces, intenta que sea como mínimo tres horas antes de irte a dormir.

Estos son solo algunos de los alimentos que favorecen y que perturban el descanso. Además de ingerir o no este tipo de comidas, ten en cuenta que la actividad física también nos ayuda a descansar, sobre todo si se realiza por las mañanas. Cambiando malos hábitos por otros mejores, no solo ganas en salud física, sino también en salud mental.

Te animo a que poco a poco vayas integrando y modificando tu alimentación. ¡Verás como notas la diferencia!

Desde Psicovitalem nos hemos propuesto hacer de la prevención nuestra bandera, y queremos ayudarte a ti y a los tuyos a sentiros bien y a estar sanos.  Si tienes cualquier consulta o crees que necesitas aprender nuevas herramientas para lograr tu completo bienestar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Estamos aquí para ayudarte.